In Nutrición, Sin categoría
Si al observar la etiqueta de un alimento envasado  vemos que uno de sus ingredientes es el aceite vegetal, sin especificar cuál, lo más probable es que se trate de aceite de palma, la grasa más consumida del mundo y también la más perjudicial para la salud cardiovascular

El aceite de Palma es la grasa que se obtiene de la semilla del fruto de la palmera. A ésta, una vez refinada adecuadamente  se le extrae la fracción líquida que es lo que se  convierte en aceite de palma.

El aceite de palma contiene un 47% de ácido laurico y un 16% de ácido mirístico.

Éste se parece a la grasa de coco tanto de color como de sabor, pero es un poco más ácido. También la podemos encontrar como estearina de palma o manteca de palma.

aceite de palma
LLÁMANOS AL
629 93 67 49 / 93 459 03 44
nutricion@clinicatufet.com

El aceite de palma es un tipo de grasa vegetal. Es rica en ácidos grasos saturados considerándose una grasa poco saludable.

Es un aceite muy utilizado por la industria debido a que:

  • Es muy económico
  • Es un aceite que permanece sólido a temperatura ambiente manteniendo una buena textura.
  • Alta palatabilidad

Estas cuestiones son de las más valoradas por la industria, de ahí su uso masivo en productos procesados:

  • Bollería y repostería: galletas, pasteles, cremas, coberturas…
  • Alimentación infantil: preparados para niños
  • Alimentos precocinados: aperitivos, pizzas, alimentos listos para comer…
  • Postres: confituras, helados, margarinas

También es utilizado en muchos productos de cosmética y farmacéutica: jabones, geles, cremas, champús…

Y en el biodiesel (con esto ya te lo estamos diciendo todo, un poco de sentido común).

Si te fijas ninguno de los alimentos es saludable. La industria sólo lo utiliza por sus propiedades físico-químicas y por el efecto tanto sensorial como palatable que proporciona la ingesta de éstos.

En cuanto a los efectos en la salud, se ha relacionado con la obesidad y diabetes, entre otras enfermedades.

El ingerir aceite de palma, supone tomar cantidades de alimentos procesados en la dieta diaria por lo que las enfermedades y los efectos secundarios no tardarían en aparecer (cáncer, enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes, hiperlipidemias…).

aceite de palma
aceite de palma cosmeticos

En España es muy complicado encontrar una botella de aceite de palma, sólo lo encontraremos en productos procesados.

Por otro lado, en éstos productos el grado de procesamiento es tan alto que la oxidación de la grasa en sí también se ve afectada perdiendo la calidad que tendría si lo consumiésemos en crudo (como el AOVE).

Otro de los problemas que nos podemos encontrar es que hasta hacer relativamente poco, la industria no tenía la obligación de indicar que tipo de grasa vegetal estaba usando para sus productos. En 2014  entró en vigor el Reglamento 1169/2011 que obliga a las empresas a los consumidores de los ingredientes que llevan sus productos. Aún así muchas empresas y marcas comerciales siguen sin especificar los ingredientes como es debido, y en caso de que los especifiquen, les cambian el nombre para que el consumidor común esté confundido.

Como conclusión,

  • Comer comida real, ya que en ésta no encontrarás aceites de palma ni ingredientes que no sepamos el origen ya que no lo necesitan.
  • No comprar productos procesados para no encontrarnos sorpresas.
  • Eliminar de nuestra compra y despensa todos los productos que en su etiqueta aparezca como “aceites vegetales”.
  • Si compramos algún producto de estos leer bien el etiquetado.
Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search